Heartbeat
Pequeños detalles

País: Corea del Sur
Año: 2022
Dirección: Lee Chang-Dong
Guion: Lee Chang-Dong, Jungmi Oh
Título original: Sim-jang-so-ri / 심장소리
Género: Drama
Fotografía: Park Hong-yeol
Edición: Kim Da-won
Música: Mowg
Reparto: Park Bo-Kyung, Jeon Do-yeon, Kim Geon-U, Sul Kyoung-gu
Duración: 28 minutos
Festival de San Sebastián: Zabaltegi-Tabakalera (2022)

País: Corea del Sur
Año: 2022
Dirección: Lee Chang-Dong
Guion: Lee Chang-Dong, Jungmi Oh
Título original: Sim-jang-so-ri / 심장소리
Género: Drama
Fotografía: Park Hong-yeol
Edición: Kim Da-won
Música: Mowg
Reparto: Park Bo-Kyung, Jeon Do-yeon, Kim Geon-U, Sul Kyoung-gu
Duración: 28 minutos
Festival de San Sebastián: Zabaltegi-Tabakalera (2022)

El cortometraje de Lee Chang-Dong muestra una cara absolutamente humana de un niño y el mayor de los temores del ser y del existir. Una alegoría sobre el poder del afecto y la necesidad de permanecer mientras la vida dure, fugaz en muchas ocasiones.

Una vez tuve un sueño en el que mis padres caminaban hacia algún lugar y yo no podía seguirles. Tenía cosa así de siete u ocho añitos y en mi pobre mente infantil no llegaba a comprender por qué seguían alejándose cada vez más aunque les llamara a gritos para que no me dejaran atrás. Pero era inútil y, poco a poco, sus siluetas iban desapareciendo en un vacío y blanco fondo —ese fue mi primer contacto con la sensación que tenemos muchos de la nada—. Porque un cuerpo tan pequeño en un espacio tan inmenso sin poder moverse, estático ante tanto hueco lleno de lo invisible, es como una gota que cae en un mar que no conoce.

Lee Chang-Dong indaga en la soledad, en otro pequeño cuerpo derruido y desconsolado por el vacío.

Y esta reflexión es la misma que explora Lee Chang-Dong en su cortometraje Heartbeat, donde indaga en esa misma soledad, en otro pequeño cuerpo derruido y desconsolado por el vacío. Yo sigo persiguiendo a mis padres en aquel sueño tan lejano ya, corriendo tras de ellos aunque, cada vez, tenga más seguro que nunca les voy a alcanzar. Pero me aferro a ese recuerdo y a lo que valoré su simple presencia en casa esa mañana de domingo. Hay, en cambio, otras personas que se resguardan en otros pequeños detalles nimios que rehuyen de esa melancolía. El sonido de un corazón, sentir la mano áspera que sujeta con fuerza de un padre en el mercadillo o el olor del delantal de una madre y abrazarla tras llegar del colegio. A eso se siente y se recuerda la infancia, a los pequeños detalles. A los sueños y a los momentos que marcan a uno. Para siempre, en lo fugaz.

:: before


:: before

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?