¡Corten!
| ¡Underground, cuasigiallo y queer!

País: España
Año: 2021
Dirección: Marc Ferrer
Guion: Marc Ferrer
Título original: ¡Corten!
Género: Comedia, Terror
Productora: Filmin, Películas inmundas, Las montañas del Canada
Fotografía: Nilo Zimmermann
Edición: Marc Ferrer
Música: Adrià Arbona
Reparto: La Prohibida, Marc Ferrer, Samantha Hudson, Marga Sardà, Gregorio Sanz, Maria Sola, Saya Solana, Paco Serrano, Álvaro Lucas
Duración: 78 minutos

País: España
Año: 2021
Dirección: Marc Ferrer
Guion: Marc Ferrer
Título original: ¡Corten!
Género: Comedia, Terror
Productora: Filmin, Películas inmundas, Las montañas del Canada
Fotografía: Nilo Zimmermann
Edición: Marc Ferrer
Música: Adrià Arbona
Reparto: La Prohibida, Marc Ferrer, Samantha Hudson, Marga Sardà, Gregorio Sanz, Maria Sola, Saya Solana, Paco Serrano, Álvaro Lucas
Duración: 78 minutos

La película del barcelonés Marc Ferrer se va a por la sátira y el humor negro con facilidad. Una obra que, si bien explora la esencia del giallo, termina por ser un thriller con toques queer donde la realidad y la ficción no se diferencian.

La escena inicial se abre: una bailarina realiza una performance en el escenario de un local de fiestas. Corta a otra escena donde el mismo Marc Ferrer habla con ella para pedirle que aparezca en su próxima película como actriz protagonista. Él mismo la vende como un giallo a la española con tintes queer. En un primer momento, el papel no parece convencer a la actriz, que antes de poder decidir qué hacer es brutalmente asesinada por una mano encuerada y un cuchillo (tópico del terror italiano). Sin saber nada aún del brutal asesinato, el proceso de casting continúa: una mujer obsesa con el cine de Marc y un joven actor llaman a las puertas de la productora, pero ambos son despachados con un portazo y, tras una tímida mirada de Marc detrás de la persiana (una mirada a lo Hitchcock), aparece el título de la película del director catalán: ¡Corten!

Con este título se podría intuir el carácter metaficticio de la obra de Marc, que como dice uno de sus personajes a mitad de largometraje: «A mí todo esto del metacine de Godard y de todos estos… pues bueno, pues si les funciona…», y es que contenido en un encuadre a pantalla completa (ya era hora de dejar el 4:3 tan puesto de moda en las cintas experimentales), podemos apreciar fluctuaciones entre la realidad, el proceso de la película en lo ficticio y el proceso del proceso. Una obra que se va construyendo a sí misma, que da saltos y que no termina nunca por decantarse a un solo sistema del lenguaje cinematográfico, si no que más bien se dedica a ponerle más capas a la cebolla. Los límites entre la realidad y la ficción no se disciernen y dejan, difusamente, briznas de cosas que se pueden intuir.

Quizá esto sea lo más reseñable de su aspecto formal, pues tampoco vemos muchos más recursos que sean remarcables. El concepto de la cinta como giallo tampoco es que brille, ni sea del todo indicativo, pues más que un giallo al uso (tomando algunas referencias) parece un tributo a este, e incluso se queda más referido al thriller. Sí es cierto que el toque de humor característico de Ferrer le da un aire fresco a la cinta, pero como uno de sus puntos débiles vemos que el largometraje no es sólido en este sentido, aunque se venda como tal. Es una probeta del género, probablemente autoconsciente, que va más a por la sátira y el humor negro, pero que deja en un segundo plano al clásico del terror italiano. Todo esto no es que sea un problema que incapacite el transcurso de secuencias, pero tampoco queremos que entréis a la película considerando que en esencia vais a encontrar un Argento, porque más bien (y si conocéis el trabajo de Marc) no. Y al igual que conocemos el éter de este director en el sentido fílmico, también es importante recordar su poder representativo y su capacidad de visibilidad.

Una obra de cine underground, que teniendo el giallo de fondo, muestra una realidad a la que Marc Ferrer se acoge indirectamente con su humor peculiar.

El barcelonés es un Almodóvar del underground español y, trabajando siempre con actores sin experiencia previa, consigue mostrar ante la cámara el poder de, como él mismo dice en la película, engañar. Y es que esta mentira representa también una verdad dentro de la opresión y la denuncia social. No centrada absolutamente en ella, pero con intérpretes pertenecientes al colectivo LGTBIQ+ y al movimiento queer, que son la muestra de unas minorías que carecen de representación en las superproducciones. Una oportunidad que en muchas ocasiones solo se puede permitir en el cine de bajo presupuesto y que, al igual que señalamos lo negativo que le coarta, también alentamos a apoyar el poder de revelación por encima de la escasez de medios. Principal bastión de la obra, que habla muy bien del cine de Marc, director implicado en muchos aspectos pero que también sabe divertirse en sus rodajes.

Y es que al final en este thriller se imprime su sentido del humor. Sus bromas sobre la capa caída del cine underground desde el momento en que nació, sobre el sinsentido de la industria cinematográfica o su sátira al colectivo plagada de tópicos hacen que en toda la película se vislumbre el guion de Ferrer entre muchas carcajadas y lágrimas de la risa. Liderado todo ello por otra de sus musas, Samantha Hudson, gran acierto y mayor ejemplo sobre todo lo que acabamos de comentar. Con una interpretación que bien le podría valer la nominación al Goya a mejor canción (hecho que no ha sido, pero debería), la artista aparece eventualmente en la película para dejar algunas perlas como: «¿Yo en el cine? Pero si eso es una pérdida de tiempo». En definitiva, con sus claroscuros, lo que tenemos en ¡Corten! es una obra de cine underground, que teniendo el giallo de fondo, muestra una realidad a la que Marc Ferrer se acoge indirectamente con su humor peculiar. Celuloide con gran desparpajo que se propuso ser proyectado en salas y que «por su cara bonita» lo ha conseguido. Y ese logro no lo tiene cualquiera, al igual que estar en la cartelera principal de Filmin. Al final sí que se han hecho oír.

:: before


:: before
:: before
:: before

¿Quieres recibir semanalmente nuestro nuevo contenido?